Educación Emocional

Este proyecto está dirigido para alumnos de Educación Infantil de nuestro centro educativo, con edades comprendidas entre los 3 y 6 años.

JUSTIFICACIÓN DEL PROYECTO

Para comenzar a explicar este proyecto queremos hacer referencia, a la famosa metáfora del bambú Japonés. Cuando plantas una semilla de este bambú, durante los primeros seis años, no se observa ningún cambio aparente, pero al llegar el séptimo año, el bambú puede llegar a crecer, en tan sólo seis semanas más de treinta metros de altura. Pero… ¿Qué sucede con el bambú desde que lo plantas hasta que sale la primera hoja?  Pues muy sencillo, durante los primeros seis años el bambú formará un sistema complejo de raíces, que le permitirá posteriormente, sostenerse en su crecimiento a lo largo de su vida.

Durante los primeros años de su vida los niños tienen una facilidad extraordinaria de aprender, y es aquí donde se crea ese complejo sistema de raíces que posteriormente les ayudara a afrontar todos los retos que les planteará la vida. La educación emocional es fundamental para poder crear una buena base desde un principio y poder afrontar todos los retos de manera positiva.

Desde el grupo de Convivencia del centro y las profesionales que trabajamos en Educación Infantil, hemos constatado la necesidad de educar las emociones desde las primeras etapas educativas. 
En primer lugar porque es vital educar la inteligencia emocional de cada persona. Es necesario ser consciente de que podemos aprender también con el corazón y de que, cuanto más conscientes seamos de nuestros sentimientos, más fácilmente podemos entender los de los demás. Si alcanzamos estos objetivos, trabajando las emociones desde las primeras etapas educativas, podemos mejorar su autoestima, sus emociones y su capacidad de interactuar con el mundo.
Y, en segundo lugar, porque queremos generar una convivencia positiva en nuestro entorno educativo y más allá del lugar donde nos encontramos.

Nos fundamentamos en las nuevas corrientes que desde diferentes ámbitos científicos y educativos nos indican la importancia de trabajar y educar esta inteligencia emocional en nuestros alumnos.

Desde la psicología Positiva que nos indica los beneficios de las emociones positivas en el bienestar psicológico y social del niño.

El nuevo concepto de inteligencia emocional que ha supuesto un cambio de paradigma en el concepto de persona inteligente, destacando la importancia del aspecto emocional y no solo los académicos. Con Daniel Goleman (1995) y recogiendo las aportaciones de Salovey y Mayer (1990), definimos la inteligencia emocional como:

  • La capacidad para conocer nuestras emociones.
  • Manejar adecuadamente las emociones.
  • Motivarse a sí mismo.
  • Reconocer las emociones de los demás.
  • Establecer relaciones.
  • Desde las neurociencias que han destacado la importancia de las emociones en nuestra vida y en nuestras decisiones.
  • Desde el ámbito educativo ya en el informe Delors de la UNESCO, se proponía en la Educación para el siglo XXI los cuatro pilares: “Aprender a conocer, Aprender a hacer; Aprender a ser y Aprender a convivir”

Ver el documento explicativo del proyecto

En el siguiente enlace puede acceder a un repositorio con la versión digital de todos los libros, acompañados de una ficha para trabajarlo en casa con su hijo/a.

Acceder a los libros y las fichas