Plan Pastoral

Durante el curso 2015-2016 los Titulares de los centros educativos carmelitas de España y  los Coordinadores de Pastoral de los centros elaboran un Plan de Pastoral común para todos los colegios, en el marco del desarrollo de la primera línea estratégica definida del Proyecto Educativo Institucional. En él se recoge  la reflexión conjunta de los centros educativos y se concretan objetivos, acciones, responsables y temporalización para el desarrollo del plan. Para la realización de este plan cada centro educativo ha realizado un análisis de la acción pastoral propia y tomando como marco de referencia 4 ejes fundamentales para la transmisión de la fe, se establecen objetivos comunes para todos los centros. Este plan pretende ser marco de referencia para  las acciones que luego se desarrollen en cada centro.

Plan de Pastoral

QUEREMOS que nuestro Colegio sea:

  1. Un espacio amable y alegre donde se ama la vida y cada cual se siente como en su casa, sobre todo el más desfavorecido.
  2. Un taller donde se aprende trabajando, se trabaja aprendiendo…unidos a nuestro mundo actual con deseos de hacerlo un poco mejor.
  3. Una parábola del Reino de Dios al vivir la fe cristiana positivamente y con gozo, incorporando los valores de las Bienaventuranzas de Jesús en nuestra relación y en nuestro modo de trabajar y al iluminar críticamente nuestra realidad concreta desde el proyecto de vida del Evangelio.
  4. Una comunidad educativa donde todos tienen su puesto y lugar (profesores, alumnos, padres…) y donde todos son importantes. Una comunidad que, en sí, es plataforma evangelizadora y que busca dinamizar, en toda su labor docente, el sueño de Teresa de Jesús de ser letrados y religiosos, es decir, de saber combinar el esfuerzo del trabajo personal con la presencia de Dios que hay en cada hombre y mujer.

Acciones de carácter general

  1.  La clase de religión
  • Teniendo en cuenta las distintas fases evolutivas de los alumnos, tanto en lo que afecta a su dimensión cognitiva, como a la del desarrollo moral y a la de la maduración propiamente religiosa.
  • Coordinamos esta tarea, desde nuestro Departamento de la Fe
  • 2. Celebraciones sacramentales
  • Celebración voluntaria de la Eucaristía en los niveles de primaria y secundaria (fiesta de Santa Teresa, san Juan de la Cruz y en fiestas del Centro).
  • Celebración, por ciclos, del sacramento del Perdón en momentos fuertes del calendario litúrgico.

2. Celebraciones no sacramentales

  • Miércoles de ceniza para todo el colegio.
  • Mes de Mayo y Adviento, en torno a la figura de María, nuestra Madre del Carmen.

3. Solidaridad

  • Campañas nacionales y locales: Domund – Manos Unidas. Tratamos de combinar bien los tres elementos: la concienciación sobre la realidad, la dimensión religiosa de la campaña y la aportación económica en su caso.
  • Con las Misiones, colaboración con la misión carmelitana de Sucumbíos y sensibilización con sus problemas y educación en el espíritu misionero. Colaboramos directamente apoyando el Colegio de Puerto Libre, en Ecuador.
  • Servicio en la vida colegial, en las campañas, en los días colegiales, que educan el espíritu y el gusto por la entrega gratuita.

4. Oración

  • El momento diario de oración en clase. Utilizando materiales preparados previamente, variados y relacionados también con la actualidad y con la vida de los alumn@s. Procurando implicar a algunos alumnos en su preparación y realización.
  • Insistir en los momentos fuertes de Adviento y Cuaresma para organizar los momentos orantes que comiencen e iluminen la jornada escolar.
  • Momentos de oración fuera del horario académico.
  • Seguir el ejemplo de María (bajo la advocación de Nuestra Señora del Carmen), la primera peregrina en la fe, como modelo de todo creyente y aprender a orar con ella y a entregarla nuestra labor educativa.
  • Aprovechar el testimonio de los Santos de la Familia del Carmelo presentándolos a los alumnos/as como ejemplos de vida y celebrar su fiesta litúrgica animando la oración de la mañana desde su figura.